Otoplastia La otoplastia es la cirugía de corrección de las imperfecciones de las orejas

Otoplastia

La otoplastia es la cirugía de corrección de las imperfecciones de las orejas, se puede realizar bajo anestesia local (lo más frecuente en adultos y niños mayores) o bajo anestesia general en el caso de niños pequeños. Se retira el exceso de cartílago de la oreja que produce la alteración, se da la forma deseada a la oreja y se sutura la nueva posición del cartílago para mantener esa forma a largo plazo, hay casos en los que no es retirado cartílago, por lo tanto, es necesario valorar la alteración para así decidir la técnica más adecuada en cada caso, Si bien la mayor parte de las intervenciones de otoplastia se llevan a cabo en niños/niñas entre los 6 y 14 años, a fin de evitar el acoso psicológico por parte de los compañeros, también es frecuente la cirugía estética de las orejas en adultos obteniéndose los mismos resultados estéticos.

¿Por qué se realiza?

Podrías considerar la otoplastia en los siguientes casos:

  • Una de las orejas o ambas sobresalen demasiado de la cabeza
  • Tienes orejas grandes en relación con el tamaño de la cabeza
  • No estás satisfecho con una cirugía de orejas anterior

La otoplastia se suele realizar en ambas orejas para optimizar la simetría.

La otoplastia no cambiará la ubicación de las orejas ni alterará la capacidad para escuchar.

Riesgos

La otoplastia conlleva varios riesgos, como los siguientes:

  • Cicatrices. Si bien las cicatrices son permanentes, es probable que queden escondidas detrás de las orejas o dentro de los pliegues de las orejas.
  • Asimetría de las orejas. Esto puede ocurrir como resultado de los cambios durante el proceso de cicatrización. Además, es posible que la cirugía no logre corregir con éxito la asimetría preexistente.
  • Cambios en la sensibilidad de la piel. Durante la otoplastia, el reposicionamiento de las orejas puede afectar temporalmente la sensibilidad de la piel en esa zona. En casos excepcionales, los cambios son permanentes.
  • Problemas con los puntos. Los puntos que se hicieron para afirmar la nueva forma de la oreja pueden salir hacia la superficie de la piel y, en ese caso, es necesario retirarlos. Esto puede causar inflamación en la piel afectada. Como consecuencia, es posible que debas someterte a otra cirugía.
  • Sobrecorrección. La otoplastia puede crear contornos poco naturales que hacen que las orejas parezcan aplastadas.

Al igual que cualquier otro tipo de cirugía mayor, la otoplastia conlleva el riesgo de sangrado, infección y una reacción adversa a la anestesia. También es posible tener una reacción alérgica a la tela adhesiva o a otros materiales usados durante el procedimiento o después de este.

Cómo prepararse

Una consulta para la otoplastia

Como primer paso, hablarás con nuestra cirujana plástica Claudia Liuzza acerca de la otoplastia. Durante tu primera consulta, es probable que la cirujana plástica realice lo siguiente:

  • Revise tu historia clínica. Prepárate para responder preguntas sobre enfermedades actuales y pasadas, en especial sobre cualquier infección en el oído. Habla sobre cualquier medicamento que estés tomando o que hayas tomado recientemente, así como de cualquier cirugía a la que te hayas sometido.
  • Te haga un examen físico. Para determinar las opciones de tratamiento, la Dra. Claudia Liuzza te examinará las orejas, incluida la posición, el tamaño, la forma y la simetría. La Dra. Claudia Liuzza también podría tomar fotografías de las orejas para tu expediente médico.
  • Analice tus expectativas. Explica por qué quieres someterte a una otoplastia y qué deseas obtener en cuanto al aspecto después del procedimiento. Asegúrate de comprender los riesgos, como una posible sobrecorrección.

Si eres un buen candidato para la otoplastia, la Dra. Claudia Liuzza puede recomendarte que tomes medidas previas para que estés preparado.

Alimentos y medicamentos

Es probable que debas evitar consumir aspirina, medicamentos antiinflamatorios y suplementos a base de hierbas, ya que pueden aumentar la hemorragia.

Otras precauciones

Fumar reduce el flujo sanguíneo en la piel y puede retrasar el proceso de cicatrización. Si fumas, la Dra. Claudia Liuzza te recomendará dejar de fumar antes de la cirugía y durante tu recuperación.

Además, asegúrate de coordinar que alguien te lleve a tu casa después de la cirugía y se quede contigo durante la primera noche de tu recuperación.

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

La otoplastia puede llevarse a cabo en un hospital o en un centro de cirugía ambulatorio.

En ocasiones, el procedimiento se realiza con sedación y anestesia local para insensibilizar solo parte del cuerpo. En otros casos, se puede administrar anestesia general, la cual hace que estés inconsciente, antes del procedimiento.

Durante el procedimiento

Las técnicas de la otoplastia varían según el tipo de corrección necesaria. La técnica específica que elija la Dra. Claudia Liuzza determinará cuál será la ubicación de las incisiones y de las cicatrices que se generen.

La Dra. Claudia Liuzza puede hacer incisiones en estas ubicaciones:

  • En la parte de atrás de las orejas.
  • En los pliegues internos de las orejas.

Después de hacer las incisiones, la Dra. Claudia Liuzza podría retirar el exceso de cartílago y piel. Luego, doblará el cartílago hasta colocarlo en la posición correcta y lo fijará con puntos internos. Se utilizarán puntos adicionales para cerrar las incisiones.

Por lo general, el procedimiento lleva alrededor de dos horas.

Después del procedimiento

Después de una otoplastia, las orejas estarán tapadas con vendas para protegerlas y sostenerlas.

Es probable que sientas molestias o picazón. Toma analgésicos según la recomendación de la Dra. Claudia Liuzza. Si tomas analgésicos y la molestia aumenta, comunícate con la Dra. Claudia Liuzza de inmediato.

Evita dormir de costado para no ejercer presión sobre las orejas. También intenta no frotar ni aplicar fuerza excesiva en las incisiones. Considera usar camisas abotonadas o con cuellos amplios.

Unos días después de la otoplastia, la Dra. Claudia Liuzza te quitará las vendas. Es probable que tengas las orejas hinchadas y enrojecidas. Necesitarás usar una vincha suelta para proteger las orejas por la noche durante dos a seis semanas. Así, evitarás que las orejas se muevan hacia adelante cuando gires en la cama.

Habla con nuestro equipo sobre cuándo te quitarán los puntos de sutura, o si te los deben quitar. Algunos puntos de sutura se disuelven por sí solos. Otros se deben extirpar en el consultorio de la Dra. Claudia Liuzza semanas después del procedimiento.

Pregúntale a nuestra cirujana cuándo puedes retomar tus actividades diarias, como bañarte y hacer actividad física.

Resultados

Una vez retiradas las vendas, observarás un cambio inmediato en la apariencia de tus orejas. Estos cambios son permanentes.

Si no estás conforme con los resultados, consulta con la cirujana Claudia Liuzza sobre la posibilidad de una cirugía de revisión.

La otoplastia es realizada en por la Dra. Claudia Liuzza en Barcelona. La operación puede llevarse a cabo en pacientes de cualquier edad, salvo en recién nacidos, dado que el cartílago de este no está completamente formado, siendo posible moldearlo con férulas diseñadas a medida, corrigiendo la oreja prominente sin necesidad de cirugía. La otoplastia es una intervención quirúrgica ambulatoria que se realiza bajo anestesia local y corrige diversos tipos de anomalías en la formación de las orejas:

La otoplastia, cirugía estética de la oreja, se realiza para cambiar la forma, el tamaño y la posición de la oreja.

Una forma de otoplastia conocida como cirugía de reducción de orejas se usa para esculpir las orejas grandes, dando a los pacientes un aspecto más natural. Algunos pacientes están más preocupados por el tamaño y la forma de sus orejas que por la protuberancia desde un lado de la cabeza.

Asimismo, es frecuente que, tanto en niños como en adultos, exista una pequeña asimetría en la orejas en cuanto al tamaño y posición, pero hay casos más graves que necesitan de una intervención quirúrgica. La otoplastia permite llevar las orejas prominentes o de “soplillo” a su posición normal (más cercanas a la cabeza), para reducir su tamaño si son excesivamente grandes, entre otras anomalías diversas (recreación del pliegue exterior del hélix, reducción del lóbulo, etc.).

La otoplastia es en gran medida un tratamiento estético para tratar las orejas y una corrección de tamaño, posición y forma de las orejas.

Ofrece como beneficio a los pacientes la recuperación de la confianza y la autoestima. La otoplastia es una operación sencilla, especialmente indicada en niños con malformaciones en las orejas u “orejas de soplillo”, y que puede realizarse tan pronto como sea posible (antes de ir al colegio), de forma sencilla, natural y permanente.

Instagram will load in the frontend.
Pregúntanos lo que quieras